Leicester 0 – 4 Liverpool: Los reds continúan intratables en la ruta 66 hacia el título

Anuncios

Era el choque de la jornada y uno de los más esperados por los aficionados. Podía cobrar algo de vida la carrera por la Premier League o quedar prácticamente sentenciada. Los locales llegaban en un ligero bache y los visitantes eufóricos tras proclamarse campeones del mundo de clubes y contar una intratable racha liguera a sus espaldas. Al final, el bache del Leicester se agranda por culpa de un arrollador líder guiado por un Alexander Arnold haciendo las veces de todocampista.

Todo presagiaba que el choque sería muy parejo, y así arrancó, jugando ambos equipos de tú a tú, abriendo el campo y con las defensas adelantadas. Esta paridad estuvo presente en los primeros 20 minutos de juego con un Leicester que lanzaba ataques largos, pero no afectaba a un Liverpool que transformaba esas embestidas en respuestas que sí llevaban peligro. Los reds comenzaron a dominar el terreno de juego y en el minuto 30 Firmino cabeceó un centro de Arnold al fondo de la red para establecer el 0-1.

Tras el gol los visitantes comenzaron a adueñarse del encuentro y los foxes veían impotentes cómo pasaba el tiempo sufriendo los continuos ataques de su rival sin poder encontrar en ningún momento a su estrella ofensiva, un opacado Jamie Vardy. Finalizó el primer tiempo y comenzó el segundo con el mismo asedio del Liverpool, que no conseguía terminar sus ataques en parte debido a un descafeinado Salah. El cansancio comenzó a hacer mella en los reds y los locales gozaron de sus mejores ocasiones entre el minuto 60 y 70, pero ahí emergió la figura del muro de Breda, Virgil Van Dijk.

Anuncios

Klopp vio las fallas de su equipo y movió banquillo para quitar a un Mohamed Salah con el día torcido y a un fundido Naby Keita en favor de Origi y Milner respectivamente. Justo antes de que se produjeran los cambios, el colegiado señaló penalti por mano de Söyüncü, quien se estaba postulando como una de las figuras del partido secando a Salah. Milner en su primer contacto con la pelota transformó la pena máxima en el 71, y acto seguido, en el 74, Firmino volvió a marcar a pase de Arnold nuevamente ante un noqueado Leicester. El propio Trent puso el broche al partidazo, suyo y del equipo, con el cuarto gol en el 78. A partir de ahí bajó el ritmo de un choque en el que el Liverpool no quiso hacer más sangre y el Leicester no quiso salir más malherido.

Los reds volvieron a demostrar el porqué de su posición en la tabla y el de su estatus en Inglaterra y Europa goleando a unos de los mejores equipos de la liga. Los foxes nada pudieron hacer para frenar el tifón rojo, el cual ven ya a una larga distancia. Larga distancia de 13 puntos con el segundo para el Liverpool y 14 con el tercero, el Manchester City, presagiando el fin de esa sequía de 30 años sin ganar la liga.

Foto: Twitter Premier League

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .