Wolves 3 – 2 Manchester City: El matagigantes inglés lo ha vuelto a hacer

el
Anuncios

Los aficionados de los Wolves mantendrán en el recuerdo el autétinco partidazo vivido en el Molineux Stadium, donde los pupilos de Nuno Gomes recibieron al Manchester City. Una remontada de ensueño frente a los de Guardiola que sirve para lograr unos valiosos tres puntos.

El choque comenzó frenético y a pesar del ligero dominio cityzen, el Wolves comenzaría a ver el partido con mayor esperanza a partir del minuto 12 de juego, tras la expulsión de Ederson. Un pase largo a la espalda de Otamendi propició la salida del arquero brasileño, quien arroyó a Diego Jota; Agüero fue el elegido por Guardiola para dejar su puesto en el verde a Claudio Bravo.

A pesar de la inferioridad numérica, el Manchester City lograba el primer tanto del encuentro mediante el rechace de un penalti que aprovechó el propio lanzador, Raheem Sterling. Ésta sería la segunda oprtunidad desde los once metros, pues el colegiado había mandado repetir el penalti. Rui Patricio paró dos penaltis, pero el gol acabó subiendo al marcador tras aprovechar Sterling el rechace de la parada. Desde el tanto visitante hasta el pitido que indicaba el final del primer tiempo, el Wolves fue claro dominador, pero no consiguió mover el electrónico.

Anuncios

Ya en el segundo tiempo, el asedio local continuaba y los de Manchester no lograban generar peligro. Hasta que una chispa de magia en forma de asistencia de Kevin De Bruyne para Raheem Sterling ponía el segundo en la cuenta personal del inglés y por lo tanto, el 0-2 en Molineux Staidum. El Wolves no cesó en sus ofensivas y al fin – en el minuto 55′- Adama Traoré, MVP del partido sin lugar a dudas, introduciría el balón en la meta rival mediante un tiro desde fuera del área.

El buen juego, las ocasiones y la superioridad vestían de naranja y el Wolves no podía desperdiciarlo. Como si de un gigante de Europa se tratase, el equipo de Nuno seguía creciendo y teniendo las oportunidades sin dar tregua al Manchester City, que se limitaba a despejar el peligro. Hasta que en el 84′, Adama, incansable, robaría el balón a Mendy para poner un centro raso que finalizaría en las botas de un Raúl Jiménez que hizo lo único que debía, empujar el balón a las mallas custodiadas por Claudio Bravo.

La locura se desató en el estadio del Wolves y ya no quedaba ni un solo aficionado que creyese en la remotada. Esa que llegaría obra de Doherty, quien como un pintor en su lienzo, dibujaría el 3-2 en el marcador certificando así una remontada que queda para la historia los lobos.

Con este resultado, el conjunto de Guardiola se queda a 14 puntos del líder, que aún tiene un partido por jugar, mientras que los de Nuno se colocan quintos en la clasifación, entrando así en puestos europeos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .