Real Madrid 2 – 2 Celta de Vigo: Volvieron los monstruos al Bernabéu

Noche dura en La Castellana. Fue un partido de luces y sombras, y volvieron los monstruos que llevaban persiguiendo al Real Madrid toda la temporada: el gol y los fallos defensivos. A pesar de que el conjunto de Zidane consiguiese dominar el partido y tener una posesión alta, los jugadores del Celta fueron más astutos a la hora de aprovechar oportunidades de gol. El encuentro terminó en un fastidioso 2-2 para el equipo de la capital. Un empate que supo a derrota para los blancos y a tranquilidad para los celtiñas.

Corría el minuto 7 de juego cuando, por sorpresa, Smolov ponía el primero al favor del Celta tras un magistral pase de Aspas que dejó sentados a Carvajal y Varane. Courtois no pudo hacer mucho más para detener la perfecta y fría definición del ruso, que dejaba a su equipo con la mínima ventaja en el marcador. A partir de ahí, los de Zidane sabían que tenían tiempo para dar la vuelta al partido y no volver a caer en el mismo fallo, por lo que no fueron demasiado ansiosos y supieron trabajar pacíficamente. Se hicieron con el control del balón y alcanzaron un 70% de posesión en los primeros cuarenta y cinco minutos. Sin embargo, no consiguieron llegar a puerta en ningún momento. No eran capaces de acabar las jugadas y eso empezaba a generar miedo en las gradas del Santiago Bernabéu. Aspas y Rafinha se ocuparon de mantener despierto a su equipo, echándose todo el peso a la espalda. Aunque no consiguieron otro gol antes del descanso, fueron determinantes para que los jugadores del Madrid no les quitasen los ojos de encima.

La sorpresa del partido fue Eden Hazard que, tras meses de baja, volvió ayer a casa. El belga volvió en un gran estado de forma y consiguió hacer un partidazo. Nada que echar por tierra en el juego del 7, que creaba oportunidades y servía de motor a un Real Madrid que cada vez se desesperaba más.

La segunda mitad comenzó con el primer tiro a puerta del Real Madrid y un gol anulado por posición antirreglamentaria. Toni Kroos no fallaría en su cita contra el Celta y, como ya es costumbre, haría el primer gol para su equipo en el minuto 52 de partido. Los merengues se precipitaban a pesar de ya haber conseguido el empate. En un momento en el que el Celta no reaccionaba como debía, Hazard provocó un penalti tonto a favor de su equipo, pues el fallo de Rubén, guardameta del club gallego, supuso el 2-1 tras el disparo de Ramos desde los once metros. El Real Madrid jugó relajado, serio, con el partido en el bolsillo, pero la mala gestión en su organización provocó que los recién sacados del banquillo, Suárez y Mina, hiciesen una jugada sensacional que acabó en gol de este último. La desesperación y el arrepentimiento de los blancos llegó en ese momento. Sin embargo, no pudieron hacer nada para que los tres puntos se quedasen en casa.

Con este 2-2 definitivo, el Real Madrid se siente vulnerado y tiene al Barcelona a un solo punto de distancia. No hay margen de error y parece que el equipo vuelve a flaquear cuando menos lo necesita, pues no queda nada para su gran cita de Champions contra el poderoso City de Guardiola. Por su parte, el Celta respira tranquilo al ganar un punto. No pueden bajar la guardia, si lo hacen, estarán destinados al descenso.

Fuente: Twitter oficial Real Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .