Atlético de Madrid 1 – 0 Liverpool: Este equipo nunca deja de creer

No hay mejor forma de describir al Atleti. No hay mejor forma de describir la mano del Cholo Simeone en este equipo. Y no hay mejor forma de reflejar el ya mítico “Nunca dejes de creer“. Los colchoneros recibían en el Metropolitano al que para muchos es, a día de hoy, el mejor equipo del mundo y lo que la mayoría presagiaba como una sangría, acabó por reflejarse en un espectáculo futbolístico en el que los rojiblancos anularon por completo al conjunto de Klopp. No encontró la puerta de Oblak el Liverpool, opacado por una defensa que ocultó a sus tres puntales y apagó los faros que guían al líder del campeonato inglés.

La previa del partido reflejó la importancia que le daba un público confiado a la que es su única vía de escape esta temporada. La afición local lo hizo notar desde los primeros minutos de previa y sus jugadores desde los primeros instantes del partido. El Atlético de Madrid arrancó embalado y encontró el gol de Saúl en el minuto 4, colocando el 1-0 en el marcador. El estadio se puso patas arriba con unos diez minutos mágicos de los muchachos de Simeone que dejaban al Liverpool completamente anonadado. Despertaron los Reds y comenzaron a controlar el partido.

El conjunto de Klopp comandó el resto de la primera parte, pero se vio incapaz de penetrar en el área rojiblanca, imposibilitados por un equipo que se valió de las ayudas de sus mediocampistas para frenar por completo al tridente del equipo inglés. Koke, Saúl y Thomas se hicieron gigantes y sellaron las defensas de un Atleti que pudo hacer más daño de no ser por los desaciertos de Morata.

Ambos entrenadores movieron el banquillo, Simeone dando entrada a Llorente para fortalecer la línea de medios y Klopp a Origi para contar con una referencia más potente dentro del área. No cambiaría mucho la dinámica y pese al cansancio evidente de los colchoneros, el Liverpool se vio incapaz de penetrar en una colapsada área que apenas divisó ocasiones. La contraria sufrió las contras locales que cerca estuvieron de poner el 2-0, pero Gomez y Van Dijk estuvieron más avispados y lograron despejar las ocasiones de su rival. No se movería el marcador de un partido de infarto y posterior jolgorio colchonero.

Imposible fue para el Liverpool vencer a un némesis que no le dio opción alguna en su tercera derrota esta temporada, por lo que tocará encomendarse una vez más a la magia de Merseyside, el mítico Anfield.

Saber sufrir está en la sangre de todo colchonero y en una noche como la de hoy nos dejó claro el porqué es tan satisfactorio. Casi hora y media que aguantó la afición colchonera para explotar en una alegría conjunta tras demostrar, una vez más, que si se cree y se trabaja, se puede.

Foto: Twitter Atlético de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .