Napoli 1 – 1 Barcelona: El Camp Nou dictará sentencia

El Barça parte con cierta ventaja tras el (1-1) en San Paolo frente a un Nápoles combativo que fue mejor. La eliminatoria está abierta.

Messi tenía los focos en el templo de D10S. Visitaba por primera vez el estadio en el que Maradona se convirtió en leyenda. Cuando rodó el balón, Leo estaba desesperado desde el principio, dos líneas defensivas de un Nápoles muy bien colocado hacía imposible la entrada al área del equipo blaugrana, ni por las bandas, ni por el centro. Los italianos muy bien colocados esperaban sin apuros una contra aprovechando la velocidad de Mertens e Insigne. El partido transcurría con posesiones eternas del Barcelona sin peligro debido a la imposibilidad de encontrar huecos en la zaga napolitana. Ya en el minuto 30 un error de Firpo hacía que Zielinski se encontrase libre de marca para centrar a Mertens, que controló y con una rosca perfecta puso el 1-0. La primera parte acababa con el mismo guion y el Nápoles se iba con ventaja al descanso.

El planteamiento de los hombres de Gatusso tras la reanudación seguía siendo dos líneas defensivas muy juntas, pero esta vez cediendo cada vez mas metros debido al cansancio. Aun así, el Barça seguía sin peligro. En el minuto 50 una temeraria entrada de Busquets, que fue sancionada con amarilla, provocó la lesión de Mertens y tuvo que ser sustituido por Milik, debido a esto perdió velocidad el conjunto del sur de Italia. Cuando más tranquilo estaba el encuentro, Busquets inventó un maravilloso pase entre líneas para que Semedo centrara a Griezmann y el francés rematara a placer para poner las tablas. El Nápoles sabedor de necesitar un gol para no ir con desventaja a la vuelta puso una marcha más y ahí apareció la figura de Ter Stegen para evitarlo, sacando dos buenos balones primero a Insigne y minutos mas tarde a Callejón cuando San Paolo ya cantaba el gol. De los diez últimos minutos apenas se jugó nada, ya que el partido se enzarzó y se sucedía una y otra falta. En el 90, Vidal perdió los papeles y tras una falta sobre Mario Rui, se encaró con él provocando dos amarillas seguidas. Ya en la prolongación se rompió Piqué, que hace saltar las alarmas en Can Barça a cuatro días del clásico.

La ida de octavos acabó en tablas, pero Gattuso ganó en el planteamiento a Setién y, como dijo Messi, el Barça tiene que mejorar mucho si quiere ganar. De momento el 1-1 dictará sentencia en Camp Nou. Aún hay mucha eliminatoria.

Fuente: Twitter oficial Nápoles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .